Dieta Equilibrada

La alimentación equilibrada o racional tiene que ser variada, agradable, adaptada (a las diferentes situaciones de cada persona, como a la edad y el sexo) y suficiente. Esto significa que el aporte energético de la dieta debe cubrir las necesidades del organismo para poder conseguir evitar las carencias y los excesos, y aportar un reparto adecuado de nutrientes.

Los requisitos para obtener el equilibrio nutricional en nuestra dieta, se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Establecer las calorías que se deben consumir diariamente (adecuado a cada individuo, edad y circunstancia).
  • Proporcionar las aportaciones de hidratos de carbono y de grasas necesarias para el organismo.
  • Cubrir la cantidad necesaria de proteínas (asegurando la presencia de las proteínas de alto valor biológico).
  • Asegurar la ingesta vitamínica (vitamina A, C, E, D, B, etc.) recomendada.
  • Aportar la cantidad de agua necesaria.
  • Incluir cantidades adecuadas de minerales (hierro, calcio, magnesio, fósforo, etc.) en la alimentación diaria.
  • Aportar cantidad suficiente de fibra.

En una dieta equilibrada es necesario distribuir la energía entre los nutrientes principales de la siguiente manera:
Proteínas: 12-15%.
Grasas : 30-35%.
Hidratos de carbono: 50-60%.

 

Más información en www.retoxls.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies